ALEXANDER CARTWRIGHT Y LA EVOLUCIÓN DEL BÉISBOL

ESTRELLAS DEL BÉISBOL
ALEXANDER CARTWRIGHT Y LA EVOLUCIÓN DEL BÉISBOL
Por Héctor Barrios Fernández

No cabe la menor duda que el béisbol moderno tuvo su origen en Norteamérica, pero a partir de ahí hay varias teorías sobre su inventor, que si fue Abner Doubleday o Alexander Cartwright. A éste último, el Congreso de los Estados Unidos lo acreditó el 3 de junio de 1953, como el inventor del béisbol moderno. Lo de Abner Doubleday es una teoría que alentó Albert Spalding, quien fuera beisbolista de Grandes Ligas y fundador de la compañía que fabrica y vende artículos deportivos y que después de algunas investigaciones y estudios, ha sido echada por tierra. Otra es que el béisbol es una derivación del Cricket, por cierto el club de beis fundado por Cartwright, los Knickerbockers en Nueva York, llamado así por la Knickerbocker Fire Company, donde Alexander prestaba sus servicios como bombero, pactó su primer encuentro, (bajo las primeras veinte reglas de este deporte dictadas por él mismo), contra los  New York Nines, formado mayormente por jugadores de Cricket,  ganando éstos a los de Cartwright por 23 a 1 en cuatro innings, esto fue el 19 de junio de 1846. Hoy existen los Knickerbockers, conocidos sólo como Knicks de New York, en el Básketbol de la NBA. Otras teorías indican que en Mesopotamia, en Egipto y en la antigua Grecia, se practicaba un deporte con una pelota y un palo, muy parecido al béisbol, seguramente así fue, porque éste ha sido un deporte que como todo o casi todo en este mundo ha ido y está evolucionando momento a momento, basta con saber que existe un comité de reglas que año con año, anuncia nuevos cambios a éstas, la aparición o desaparición de algunas, nomás imagínese, en el béisbol antiguo, aproximadamente el de 1845, el juego se terminaba hasta que un equipo anotaba 21 “aces”, que ahora se les llama “carreras”, a un corredor se le podía hacer out, lanzándole la pelota y golpeándolo con ésta mientras corría a una base, como el juego de los “quemados” o de los “hoyitos” que jugábamos de niños; para una base por bolas, necesitabas nueve bolas malas y para un ponche, cuatro strikes, ¡No puedo imaginarme un béisbol así en la actualidad!  Además los batazos de “foul” no se consideraban strikes, no había strikes cantados, el pitcher tenía que lanzar por debajo del brazo y un bateador era out, si la pelota era capturada de aire o al primer bote, ya fuera en terreno de foul o fair. Por estos tiempos no se le conocía como béisbol, sino “town game”. Ya para principios de los 1850s, se formaron nuevos equipos por todo New York y para finales su popularidad se extiende a otros estados vecinos y al béisbol se le conoció como “New York Game”.  Para 1857 se instituyen las nueve entradas actuales, ese año los mexicanos andábamos promulgando nuestra segunda Constitución Política bajo la Presidencia de Ignacio Comonfort. En 1858, se instituye el strike cantado, la nueva Constitución comenzaba a tomar vuelo, sin saber que para 1917 nos esperaba una tercera. Se asegura que los soldados estadounidenses que participaron en la guerra civil, jugaron un papel importante en popularizar y llevar al “New York Game” por todo su territorio, después el nombre de “New York Game” desapareció y se ha quedado en simplemente “Béisbol”, pero, ¿hasta cuándo? Nomás falta que le cambien el nombre. Debido a la llamada “fiebre del oro” en California, Alexander Cartwright y su esposa, partieron hacia el Oeste en 1849, introduciendo el béisbol por donde iban pasando. Una epidemia de cólera en los campamentos mineros de California, obligaron a los Cartwright a mudarse a Hawaii, en donde llegó a ser un exitoso hombre de negocios, también allí, fundó unas ligas de béisbol que fueron igualmente exitosas, siendo tomadas como modelo por las actuales ligas Nacional y Americana, murió en la isla y está sepultado ahí. Fue exaltado al Salón de la Fama del Béisbol de Cooperstown en 1938.
E-Mail: info@beisboldelosbarrios.com