MISCELÁNEA BEISBOLERA II

ESTRELLAS DEL BÉISBOL
MISCELÁNEA BEISBOLERA II
Por Héctor Barrios Fernández

Vicente “Huevo” Romo, lanzando por los Yaquis de Cd. Obregón Vs Ostioneros de Guaymas, martes 5 de enero de 1971.
Jesús “Chuy” Moreno, lanzando por los Cañeros de Los Mochis Vs Yaquis de Cd. Obregón, jueves 19 de octubre de 1989.
Joakim Soria, lanzando por los Yaquis de Cd. Obregón Vs Naranjeros de Hermosillo, sábado 9 de diciembre del 2006.
Estos tres pitchers, lanzaron juegos perfectos en la Liga Mexicana del Pacífico. En los tres juegos, Alfonso Araujo Bojórquez tuvo la fortuna de estar a cargo de la narración de los mismos.

Domingo 29 de enero de 1978, Serie Final, Los Mochis Vs Culiacán, Tomás Armas por Tomateros trenzado en tremendo duelo de pitcheo Vs Kevin Bruce Stanfield por los Cañeros. Novena entrada, marcador 0-0. La Serie 3 juegos a 2, Culiacán al frente. El guaymense Jesús “Chucho” Sommers toma su turno al bat, Kevin lo pone en cuenta de 1 y 1. El “Guapetón” se sale de la caja de bateo, se da golpecitos en los zapatos con su bat.
Stanfield se quita la gorra, se limpia el sudor de la frente, se acomoda el uniforme, toma la señal de su receptor y suelta. El hijo de Lonnie Sommers le tira a la pelota, hace contacto con ella y ésta se va de cuadrangular. Uno sale en hombros y otro cabizbajo con un trágame tierra.

Jaime Orozco, para mi gusto uno de los grandes lanzadores mexicanos que he visto, lanzando por los Tomateros de Culiacán Vs los Naranjeros de Hermosillo, 29 de diciembre de 1988. Retiró a los primeros 26 bateadores que enfrentó, se encontraba a un out de la gloria de lanzar juego perfecto. Al bat Rosario Zambrano, no recuerdo con qué cuenta, Rosario roletea por terrenos del segunda base, algunos dicen que la pelota iba de hit, otros dicen lo contrario, vaya Usted a saber, momentos antes cubría la segunda almohadilla el seguro “Pimienta” Morales, pero por esas cosas de las estrategias, ahora estaba allí Adulfo Camacho, tomó el rodado y tiró alto a la inicial, obligando al primera base a dejar la base. El corredor Zambrano llegó quieto. El anotador oficial le dio error a Adulfo. Quedaba la posibilidad del sin hit ni carrera, la blanqueada y lo más importante la victoria. El siguiente bateador, Sergio Hugo Vizcarra, que no había conectado cuadrangular en la temporada, se voló la barda. Cierre de la novena, nada para los de casa y colorín colorado. Cosas del béisbol.

¿Seguramente recuerdan Ustedes los casos de Ralph Branca-Bobby Thomson, Bill Mazeroski-Ralph Terry o Mitch Williams-Joe Carter. Más o menos lo mismo, pero a la mexicana.

En 1971, los Saraperos de Saltillo, ganaron los primeros tres encuentros de la Serie Final Vs los Charros de Jalisco. Estaban a uno de la corona. No volvieron a ganar. Los Charros ganaron los siguientes cuatro con Benjamín “Cananea” Reyes de manejador.

1984 fue el último año en que la Serie de Campeonato de las Grandes Ligas fue a ganar 3 de 5 posibles juegos. Los Cachorros de Chicago ganaron los primeros dos, con grandes posibilidades de que la maldición de la cabra llegara a su fin. Los Padres de San Diego ganaron los siguientes tres para ganarse el derecho de ir a la Serie Mundial. La maldición continuó hasta el 2016.

Recordemos un poquito a Alfredo “Zurdo” Ortiz. Uno de mis favoritos de niño.
Sábado 2 de enero de 1965. Lanzando para el equipo Mayos de Navojoa, el “Zurdo,” como era su costumbre, salió inspirado, ponchó a 23 Ostioneros de Guaymas, para imponer record de ponchados en un juego. Todo para que en el cierre de la treceava entrada viniera Miguel “Becerril” Fernández y le conectara cuadrangular. Guaymas ganó en encuentro 6-4, pero el record de Ortiz aún está allí.
Otra de Alfredo. Estrenando año. Primero de enero de 1975. Freddy Arroyo lanzando por los Algodoneros de Guasave. Había retirado a los primeros 26 Venados de Mazatlán. Alfredo Ortiz, regularmente excelente lanzador, ahora se convertía en bateador emergente. Le hace la travesura a Arroyo y le conecta de hit. Adiós juego perfecto.
Póngale Usted la fecha. Segundo juego de una doble cartelera. Estadio del Seguro Social en la Ciudad de México, lleno hasta las lámparas. Diablos Rojos Vs Tigres.
Cierre de la séptima y última entrada, dos outs en la pizarra. El veracruzano Alfredo Ortiz lanzando juego sin hit ni carrera por los Diablos Rojos.
A batear de emergente por los Tigres, Sergio “África” González.
El “Zurdo” rápidamente me lo pone en cuenta de cero bolas y dos strikes.
El tercer lanzamiento fue cerca de la zona buena, pero Fernando Guerrero marca bola ante la gritería del respetable.
Siguiente envío, Sergio le tira y la pelota sale rodando y se va alegre entre primera y segunda rumbo al jardín derecho. Adiós sin hit. De cualquier manera el México obtuvo la victoria 7-0. Triunfo para el record de Alfredo Ortiz.

Recuerda aquella famosa frase de: “Esto no se acaba hasta que se acaba.” Yogi Berra. Muy cierto. También la de Ramón de Campoamor (1817-1901). Poeta español: “En este mundo traidor, nada es verdad ni nada es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira.”
info@beisboldelosbarrios.com