GABRIEL “GABY” DE LA TORRE-MIGUEL ANTONIO PUENTE

ESTRELLAS DEL BÉISBOL
Por Héctor Barrios Fernández
GABRIEL “GABY” DE LA TORRE-MIGUEL ANTONIO PUENTE

Cuando asistimos al estadio o vemos un partido en la tele, no sabemos con qué nos vamos a encontrar. ¿Será una paliza? habrá una jugada espectacular? tal vez un sin hit ni carrera o uno perfecto, en fin, miles de variantes, porque cada juego es tan diferente como las huellas digitales de los humanos, no hay dos iguales. Ha habido juegos para el olvido, otros para recordarlos y recrearlos como dice la canción, “aunque pasen y pasen los años”. Tal es el que comentaré y merece estar en el libro Guiness. Era una calurosa tarde del verano de 1965, ideal para ver buen béisbol. En la ciudad de Tijuana se desarrollaba el XXI Campeonato Nacional de Primera Fuerza, los aficionados se concentraban en el Parque Benito Juárez de la fronteriza ciudad. De Ensenada se organizaron caravanas para hacer el viaje y presenciar el encuentro Chihuahua Vs Baja California, ¡caray! no se trataba de dejar solos a los nuestros, Rubén García, César “Gordo” Peralta, Ernesto “Conejo” Salgado, Fortino “Kissi” Morales, Víctor “Negro” Verdugo y Armando “Burro” Domínguez. Se cantó el Play Ball, Gabriel de la Torre de 19 años lanzando por los locales, Miguel Antonio Puente Aguilar de 17 por Chihuahua. “Gaby” dominó a los primeros tres chihuahuenses. Ernesto Salgado recuerda –cierre de la primera entrada, yo era el primer bat, abrí el juego tocando por tercera, éste malabareó la pelota y llegué seif a primera, marcaron hit– el nacido en San Luis Potosí el 8 de mayo de 1948 pero radicado en Chihuahua dominó a los siguientes tres bateadores, en la segunda de la Torre recibe hit de Ramón Alarcón, retira la entrada sin más y así se van, Puente poncha a uno, de la Torre responde con dos o dos de Puente y tres o cuatro del de Fresnillo, Zac., avecindado en Mexicali. Durante el curso del juego el anotador oficial decide quitar el hit de Salgado y marcarle error al tercera base de Chihuahua para conservar el sin hit ni carrera. Fortino Morales de 17 años de edad en ese tiempo y short stop del equipo de casa comenta -“en la entrada once conecté lo que oficialmente se convirtió en el primer hit del equipo local”-, a pesar de eso sigue el duelo de ceros y un ponchadero que ya lo hubiera querido el “expreso” Nolan Ryan en sus mejores tiempos. Después de nueve entradas, de la Torre 23 ponches, Puente 19, entre la cuarta y la séptima Gabriel logró 10 ponches seguidos, no contento con eso, entre la 12 y la 15, ponchó a 11 en fila. Se llega la entrada 16, Gaby despacha en orden la parte alta. Para el cierre, Armando Domínguez comenta: –Víctor Verdugo abre con sencillo, el alto mando de Chihuahua retira a Puente y trae a la loma a Bernardo Moncayo, Gaby de la Torre se sacrifica con toque y Víctor avanza a segunda, mi compadre “Conejo” recibe base por bolas, “Kissi” Morales es ponchado y…¡vaya compromiso! me envían de emergente, no recuerdo con qué cuenta, le tiro a un lanzamiento y sale un bombeadito atrás de tercera, el short stop chihuahuense hace gran esfuerzo, en terreno bueno toca la pelota con su guante, ésta cae al suelo y rueda a terreno de foul, Víctor anota la carrera, ganamos 1-0– Se impusieron 20 records, 9 para de la Torre, en 4 hrs. 15 min. de juego, 40 ponches para de la Torre y 24 para Puente. Arturo “Tury” Navarro tercera base del seleccionado bajacaliforniano recuerda con alegría ese juego. De la Torre, aunque vive en Fresno, Ca., con frecuencia se da sus vueltecitas a Mexicali para saludar a los amigos. Sin demeritar a los lanzadores, los participantes de ese juego que fueron entrevistados para este artículo, coinciden en que el deficiente alumbrado contribuyó a que hubiera tanto chocolate esa noche. Los tres lanzadores de este histórico juego se hicieron profesionales con carreras muy cortas, Gabriel con Guaymas lanzó en apenas cuatro juegos ganando uno de ellos, en la Liga Mexicana de Verano, se tomó una tacita de café con los “Pericos” de Puebla en 1968, 0-0 en ganados y perdidos, 7.20 en porcentaje de carreras limpias admitidas, participó en dos juegos, ambos como abridor, lanzó en cinco entradas, permitió 8 hits y 4 carreras limpias 4 BB y 3 K. Miguel Antonio llegó a Grandes Ligas con “Gigantes” de San Francisco, dejó 1 ganado y 3 perdidos, En la Liga Mexicana de Verano, en cinco temporadas entre 1972 y 1977, tuvo números de 42 ganados y 43 derrotas, habiendo jugado con Reynosa, Cd. Juárez y Tampico. En invierno participó con “Yaquis” de Cd. Obregón. Bernardo Moncayo, tuvo una carrera relativamente corta en Liga Mexicana de Verano, en cinco torneos, entre 1969 y 1975, dejó record de 12 ganados y 20 perdidos con 4.02 en carreras limpias admitidas, jugando para Puebla, Yucatán, Saltillo, Reynosa, Córdoba, Cd. Juárez y Aguascalientes. Juego para la historia, ¿o no?
E-Mail: info@beisboldelosbarrios.com