TONY GWYNN

ESTRELLAS DEL BÉISBOL
TONY GWYNN
Por Héctor Barrios Fernández

Por vivir relativamente cerca de la frontera con Estados Unidos y particularmente con California, tuve la oportunidad de ver jugar muchas veces a Tony Gwynn. Jugó 20 años en Grandes Ligas, de 1982 a 2001, todos con los Padres de San Diego. Fue uno de esos bateadores que parecía que podría haber jugado por siempre, que nunca se iban a retirar. Tiene mejor porcentaje con hombre en posición de anotar a la edad de 40 años o más, con .823, sucedió en las temporadas de 2000 y 2001 a la edad de 40 y 41 años, que en sus primeras cinco temporadas en Ligas Mayores, .804 entre 1982 y 1986 entre la edad de 22 y 26 años. Es líder de la franquicia en un montón de categorías a la ofensiva y el segundo lugar ni siquiera le anda cerca. Tan sólo sus 3 141 hits, sus 2 378 sencillos, 543 dobles, 4 259 bases alcanzadas, 763 extra bases y 1 383 carreras anotadas, son más de lo que suman el segundo y el tercer lugar. Su grandeza se extiende más allá de la historia de los Padres de San Diego, veamos:
– Bateó para .338 de promedio en su carrera. Ningún otro Padre ha bateado siquiera para .338 en una sola temporada.
– Salvo en su año de novato (1982), en 54 juegos bateó para .289, en el resto de su carrera nunca tuvo menos de .300 y sus “peores” temporadas fueron en 1983 y 1990 con .309 de porcentaje. En el peor de los casos en un tramo de 162 juegos promedió .290
– Ganó el título de bateo en 1987 con .370 de porcentaje, si hubiera bateado 56 veces más sin pegar de hit, aún así hubiera ganado el título de bateo.
– Tuvo más juegos (45) en donde conectó 4 o más hits que juegos en donde lo poncharon 2 o más veces (34). Sólo como dato curioso. En su carrera Babe Ruth tuvo 29 juegos con 4 o más hits y 239 con 2 o más ponches.
– Tony Gwynn (1993-97) y el segunda base de los Cardenales de San Luis, Rogers Hornsby (1920-25) son los únicos jugadores en la historia de la Liga Nacional en ganar cuatro títulos de bateo en forma consecutiva. Tony Gwynn lo hizo seis veces con más de .350 de porcentaje, cuatro en forma consecutiva.
– Durante los años de 1993 a 1997, Gwynn mantuvo un .368 de porcentaje. 120 bateadores que pertenecen al Salón de la Fama, nunca batearon .368 en ninguna temporada de sus brillantes carreras.
– Fue líder entre los bateadores de los 1980s con .332 de porcentaje, no conforme con eso, también lo fue en los 1990s con .344
– De 1970 a 1990, seis diferentes jugadores tuvieron temporadas con 150 o más hits y 20 o menos ponches. Tony Gwynn tuvo seis temporadas CONSECUTIVAS con tales cifras, de 1991 a 1996.
– Tony Gwynn enfrentó a la estrella del pitcheo que fue Greg Maddux en 107 veces, más que a ningún otro pitcher. Maddux lideró a la liga con 2.84 en carreras limpias admitidas durante el tiempo que duró la carrera de Gwynn, pero Tony tuvo un porcentaje de bateo de .415 contra Maddux y nunca logró poncharlo tan siquiera una vez.
– Por supuesto Gwynn nunca tuvo una temporada con .400 de porcentaje de bateo. Es bien sabido que el más reciente en lograrlo fue Ted Williams en 1941, curiosamente nacido en San Diego. Pero en un lapso de 179 juegos que comprendieron entre el 3 de julio de 1993 y el 9 de mayo de 1995, Tony Gwynn mantuvo un porcentaje de .403
– Tony Gwynn es también recordado por un físico corpulento que desarrolló a finales de su carrera, pero Gwynn fue un gran atleta, tuvo 319 robos en su carrera. En 1981, fue tomado en la décima ronda de selección de la Liga Profesional de Básquetbol (NBA), mientras que su comPADRE y también miembro del Salón de la Fama Dave Winfield fue tomado en la quinta ronda en 1973 por la NBA.
– Pero Tony Gwynn era humano y nos lo demostró el 14 de abril de 1986 cuando por única vez en su carrera se ponchó tres veces en un juego. El autor de tal proeza fue Bob Welch, que en ese entonces con los Dodgers de Los Angeles, lo ponchó en sus tres primeras veces al bat en ese juego
– A Tony Gwynn lo poncharon solamente 434 veces en su carrera de 20 años. Mientras que a Mark Reynolds jugando para los Diamantes de Arizona, lo poncharon esa cantidad de veces tan sólo entre 2009 y 2010.
– La cifra más alta de robos en una temporada para Gwynn fue de 56. Como lo han hecho grandes robadores como Deion Sanders, Ichiro Suzuki y José Altuve. La cantidad más alta que logró Barry Bonds fue de 52, y la de Jimmy Rollins 47, tremendos corredores.
– 69 veces en su carrera Tony Gwynn bateó con hombres en segunda y tercera con dos outs, Nunca fue ponchado.
– Si algún bateador sabía lo que era la zona de strike, ese era Tony Gwynn, en sus últimas 13 temporadas, lo poncharon sólo 58 veces viendo pasar el tercer strike.
– Si al final de su carrera Tony Gwynn hubiera caído en una mala racha y se hubiera ido sin hit en 1 183 veces al bat, apenas así hubiera bajado de los .300 de promedio en su carrera.
– Fue tremendo fildeador en el jardín derecho y con uno de los brazos más educados que me ha tocado ver.           info@beisboldelosbarrios.com