ORGANIZA TU EQUIPO

 

ESTRELLAS DEL BÉISBOL
ORGANIZA TU EQUIPO
Por Héctor Barrios Fernández

“Thomas Jefferson” como lo aseguró a sus lectores el Baseball Magazine, “cuando escribió la Declaración de Independencia de los E.U.A hizo un pacto con el béisbol cuando él declaró que todos los hombres son y por derecho deberían ser libres e iguales. Eso es lo que son en un juego de pelota, banqueros, albañiles, abogados y trabajadores comunes.”
Las Grandes Ligas habían hecho un lugar para los hijos de inmigrantes casi de cualquier parte del mundo, pero el espíritu democrático aún no se extendía ni al diez por ciento de la población estadounidense. En 1901, John McGraw había tratado de incorporar a un segunda base negro llamado Charlie Grant al roster de los Orioles de Baltimore, con el nombre de Charlie Tokahoma, asegurando que era cherokee. “Si (McGraw) realmente sostiene a este ‘indígena’” dijo Charlie Comiskey, presidente de los Medias Blancas de Chicago, “Yo conseguiré a un chino de entre mis conocidos y lo pondré a jugar tercera base.” Grant participó de esta farsa, pero pronto fue descubierto cuando sus amigos negros lo comenzaron a felicitar. Nunca consiguió el puesto.
Bud Fowler, quien había jugado en la Liga del Noroeste, no pudo lanzar por más tiempo. “El viejo látigo regresó a mí,” dijo, y se ganó la vida como peluquero en Cooperstown, los esfuerzos de él y otros por formar una Liga Negra habían fallado.
Los aficionados negros estaban ansiosos por seguir a equipos profesionales negros con nombres tan maravillosos como los hombres que jugaban en ellos, los Cuban X-Giants, Quaker Giants, New York Lincoln Giants, Meridian Southern Giants, Lousville Fall Citys, Indianapolis ABCs, French Lick Plutos, Hot Springs Majestic White Sox. Solamente la ciudad de Chicago tenía tres grandes equipos, los Giants, el Union y el Union Giants.
J. L. Wilkinson, un empresario blanco de Kansas City, formó su arrollador equipo “El equipo de todas las naciones,” compuesto por negros, asiáticos, mexicanos y latinoamericanos, dispuestos a jugar contra equipos de cualquier color.
Dos jugadores afroamericanos destacaban de los demás. El primero era el manager-lanzador Andrew “Rube” Foster, quien encabezaba a sus “American Giants” de Chicago con record de 126 ganados por 6 perdidos en una temporada, empleando tanto estrategias psicológicas, buen pitcheo y artes histriónicas. Rube Foster decía que: “La prueba definitiva viene cuando tienes que lanzar con hombres en base.”

No te preocupes. Trata de aparentar que estás alegre y confiado. Tienes que sonreír de manera constante aun con las bases llenas con dos strikes y tres bolas en la cuenta. Esto te hace parecer confiado. Por ejemplo, cuando veas al bateador muy ansioso por batear, desperdicia un poco de tiempo, cuando todo mundo le grita al bateador que conecte la pelota, desperdicia unas cuantas bolas y reta sus nervios, la mayoría de las veces tú ganarás atrayéndolo con un lanzamiento malo.

 Otra estrella negra de esta época fue John Henry “Pop” Lloyd, un excelente bateador y shortstop a quienes los aficionados llamaban “el Honus Wagner negro,” por el gran shortstop de los Piratas de Pittsburgh. El verdadero Wagner dijo que él consideraba un honor ser comparado con “Pop Lloyd”. Cuando el equipo de Lloyd finalmente tuvo oportunidad de jugar en juegos de exhibición contra un equipo de Grandes Ligas, fue en una serie contra de los Tigres de Detroit en Cuba en 1911, Ty Cobb bateó .370 de porcentaje en 19 veces al bat, “Pop” Lloyd bateó en 22 ocasiones y promedió .500. Equipos como “Havana Stars” tuvieron bastante éxito enfrentándose a equipos de Ligas Mayores, de hecho, Ban Johnson estaba tan preocupado que ordenó que ningún equipo de Grandes Ligas “vaya a Cuba para ser batido por equipos de negros.”
Como su contraparte blanca, los muchachos negros ahora soñaban con hacer carrera en el béisbol y W. E. B. Du Bois, editor de “Crisis,” el periódico de la nueva Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color, vendió algunas suscripciones yendo de puerta en puerta, prometiendo equipo para practicar el béisbol. “El béisbol es el deporte más popular” publicó. “En cada aldea, pueblo o ciudad, pueden estar los futuros ‘Rube’ Fosters…jugando en cada esquina, bateando, lanzando y aprendiendo cómo jugar béisbol. Organiza tu equipo.
“Uno de estos días,” declaró Bud Fowler al Cincinnati Enquirer en 1904, “algunas personas con suficiente valor se darán la oportunidad y formarán una liga de color de aproximadamente ocho ciudades y ganarán un barril de dinero.”
Valor suficiente pronto sería encontrado.
info@beisboldelosbarrios.com