PEQUEÑOS GIGANTES DE MONTERREY 1958 Y 1997

ESTRELLAS DEL BÉISBOL
PEQUEÑOS GIGANTES DE MONTERREY 1958 Y 1997
Por Héctor Barrios Fernández

…1957 había quedado atrás, con él las hazañas de Ángel Macías, Enrique Suárez, José Maiz, Ricardo Treviño, Gerardo González, Rafael Estrello, Mario Ontiveros, Jesús Contreras, Roberto Mendiola, el manejador Sr. César L. Faz, los que se nos han adelantado en el camino, Norberto Villarreal, Francisco Aguilar, Baltazar Charles, Fidel Ruiz y Adolfo Cortés Cuadra, más los adultos, José González Torres y Harold “Lucky” Haskings. El tiempo pasó y todos se integraron a sus estudios y luego a la vida productiva, José Maiz tomó el camino empresarial, hoy en día dueño de los “Sultanes” de Monterrey y de los principales promotores de la Liga Mexicana de Béisbol. Ángel se convirtió en beisbolista profesional, siendo fielder o jardinero para los “Broncos” de Reynosa, posteriormente de los “Sultanes” de Monterrey, en invierno jugó para “Venados” de Mazatlán y después para “Tomateros” de Culiacán, terminando su carrera con “Naranjeros” de Hermosillo, a los 29 años de edad, se retiró del béisbol, terminó sus estudios de preparatoria y posteriormente la carrera de Administración de Empresas. Rápidamente llegó 1958, había que defender ese título conquistado, César L. Faz no dejó de trabajar, “no se le subió” y siguió con los pies sobre la tierra, aparecieron otros niños, sólo quedó Ricardo “Zurdo” Treviño del equipo anterior, ya que su edad se lo permitía. Con la experiencia vivida en 1957, el camino, no era nuevo. Llegaron el short stop y pitcher Héctor Epitacio “La Malita” Torres Marroquín, apodado así por ser hijo de la estrella del béisbol mexicano, Epitacio “La Mala” Torres, llegó también el catcher Carlos “Bobby” Treviño, el short stop Andrés Galván Noyola, el jardinero Juan Benigno Castro, el segunda base Juan José Guajardo, el jardinero José Pomposo Castillo, el jardinero y pitcher Adelaido “El Pelón” Campos, también el fielder y pitcher Manuel Mora; Ricardo Treviño, primera base, Rogelio Lozano, segunda, Hugo Lozano, tercera, Rodolfo Girón Calderón, jardinero, Armando Torres Torres, segunda, Roberto Jaime González, tercera, José Luis Martínez, coach y nuevamente el manejador César L. Faz. Batallé mucho para encontrar los nombres de los miembros de los equipos pero lo logré, ya que se mencionan más a los políticos, acomodaticios, oportunistas y otros que aprovechan para salir en la foto que los verdaderos héroes. Héctor “La Malita” Torres se llenó de gloria al lanzar el juego donde el equipo mexicano se coronó, derrotaron al representativo de Hankakee, Illinois, con marcador final de 10 por 1, sucedió el 21 de agosto de 1958, éste no fue un juego perfecto, pero fue un gran partido, mantuvo sin hit a los contrarios durante cuatro entradas. El equipo mexicano conectó siete home runs, entre ellos dos de Andrés Galván y dos de Carlos “Bobby” Treviño. De este equipo algunos de sus integrantes incursionaron en el béisbol profesional, el mismo Héctor participó de 1968 a 1977 en Grandes Ligas. Houston, Chicago, Montreal, San Diego y Toronto, fueron sus equipos, jugó segunda y tercera base, pero especialmente el short, siendo un fino fildeador, incluso en 1972 con Expos de Montreal, en una emergencia, se subió a la loma para sacar dos outs. Carlos “Bobby” Treviño Castro, quien fuera catcher de los héroes de 1958, en los profesionales fue un exitoso jardinero, llegó a jugar 17 encuentros en Ligas Mayores con Serafines de California, en México fue un jugador triunfante durante 13 temporadas en verano, en invierno fue también un prestigiado jugador, su hermano Alejandro Treviño Castro, de posición catcher, también supo lo que era jugar en Grandes Ligas, siempre en la Liga Nacional con varios equipos, Ricardo “Zurdo” Treviño Cantú, incursionó en el béisbol profesional, fue invitado a probarse con Indios de Cleveland, jugó por cuatro años con “Sultanes” de Monterrey, en invierno con “Venados” de Mazatlán, con carrera muy corta. En este torneo de 1958, también participó por su país el norteamericano Rick Wise, quien fuera pitcher de Grandes Ligas con varios equipos. En 1964, nuevamente un equipo mexicano disputa la final, pero aquí nos tocó perderla y de paso nos lanzaron juego sin hit ni carrera, el pitcher de tal hazaña fue Danny Yacarino del representativo de State Island, N. Y., en 1997 un equipo mexicano vuelve a la carga, los de la Liga Linda Vista de Guadalupe, Nuevo León, se coronan dramáticamente anotando cuatro carreras en la última entrada y el 23 de agosto vencen a Mission Viejo, California, 5 a 4. Los Vaqueros de Linda Vista estuvieron conformados por: Rafael Hinojosa Coronado, Everardo Ordoñez Garza, Javier de Isla Villarreal, Adrián Luna Soto, Juan de Dios Garza Zambrano, Ricardo García Alejandro, Alejandro Robles Treviño, Pablo Torres Reyes, René Hinojosa Garza, Alejandro Guajardo Peña, Omar Ríos Pérez, Luis Robles Obregón, Daniel Baca Marcos, Gabriel Álvarez Sevilla, Jaime Luna Gómez, José Ángel Valadez Guerrero, (Manager) y Julio Garza de la Garza. De este grupo al menos Daniel Baca, abrazó el profesionalismo y se convertió en un lanzador de éxito con Diablos Rojos y Oaxaca.

La Sociedad mexicana, el Béisbol en general, tanto profesional, aficionado, infantil, de mayores, etc., les debe mucho a estos niños y adultos como para mantenerlos tan en el olvido, en reconocimiento a sus hazañas, mínimo deben existir campos de Béisbol, torneos, calles, etc., que lleven sus nombres.
E-Mail: info@beisboldelosbarrios.com