DODGERS DE BROOKLYN Y LOS ÁNGELES

ESTRELLAS DEL BÉISBOL
DODGERS DE BROOKLYN Y LOS ÁNGELES
Por Héctor Barrios Fernández

En virtud de que en los últimos tiempos he tenido que vivir en la ciudad de Los Ángeles, Ca., y hasta me ha dado por hablar inglés, además de tener que transitar por tanto freewey que si el 5, 10, 101, 60, 605, 710 etc. o si Usted prefiere llamarles el Santana, el Santa Mónica, el Hollywood o one ou one, el San Bernardino, el six ou five, el Long Beach, etc., para mí se ha convertido en un calvario manejar todos los días por estas carreteras que antes eran rápidas y al cambiar de los tiempos se han vuelto lentas. Lo mejor de todo es que vamos saliendo adelante en nuestros asuntos personales, también, dentro de lo bueno es que encontré una Barnes and Noble y otra librería de segunda mano en donde he podido adquirir cualquier cantidad de libros sobre béisbol y como decíamos en nuestras épocas de estudiantes, he podido “hacer un chicharrón” de ellos y tratar de escribir algo sobre este deporte. Total que hasta me ha dado por escribir de los Dodgers, equipo del que recuerdo con algo de nostalgia que simpatizaba cuando niño y adolescente. Cómo olvidar los nombres de Walter Alston, Wes Parker, Ted Sizemore, Maury Wills, Bill Sudakis, Manuel Mota, Willie Davis, Andy Kosko, Willie Crawford, Jim Lefrebvre, Ron Fairly, en el pitcheo estaban Claude Osteen, Bill Singer, Don Sutton, Don Drysdale y otros que mi memoria no registra, total que hasta Bob Darwin el que comparte el record de cuadrangulares (27) con Ronnie Camacho en la Liga Mexicana del Pacífico, era parte del staff de lanzadores de los Dodgers, al lastimarse el brazo se convirtió en bateador de poder. Aunque a decir verdad no los recuerdo en esos años de 1968 y 1969, sino hasta los 70s, a jugadores como Bill Russel, Steve Garvey, Bill Buckner, Von Joshua, Bobby Valentine y Joe Ferguson, que comenzaban a despuntar para posteriormente convertirse en toda una generación con los Dodgers y que tantas y tantas veces tuve la oportunidad de verlos jugar, no recuerdo a Vicente Romo lanzando por los Dodgers en 1968, pero como dijera alguien, en 1969 “lo vi con con mis propios ojos” ya con Medias Rojas de Boston en el estadio de Anaheim, (en mi primer juego de Grandes Ligas) al que si recuerdo es a Pepe Peña en 1970 con los Dodgers, con quienes ganó 4 juegos y perdió 3, a la edad de 27 años, hasta hoy (2016) no ha vuelto con ellos. Otros nombres que recuerdo son los de Al Campanis (gerente) y los hermanos O’Malley dueños del club.
Pero la historia de los Dodgers es por mucho, más vieja que esos mis tiempos de niño.
Remontémonos a Brooklyn, N. Y. hasta el siglo XIX donde hubo “otros” Dodgers, los de la costa este de los Estados Unidos, antecesores de los actuales Dodgers de Adrián González y Cía. A saber fueron los Atlantics de Brooklyn en 1884. Los Grays (1885 a 1887). Luego los Grooms (Novios el día de la boda, ya vestidos de traje y todo eso) (1891 a 1895), Bridegrooms (los novios el día de su boda) (1888 a 1890) (1896 a 1898), todo porque en 1888 algunos elementos del equipo contrajeron matrimonio, Superbas (1899 a 1910) y (1913), Robins (1914 a 1931) esto para honrar a su manager Wilbert Robinson, Dodgers (1911 y 1912, 1937 a 1957) hasta aquí fueron de Brooklyn. A partir de 1958 hasta hoy (2016) aunque siguen siendo Dodgers o Esquivadores, son de la ciudad de Los Ángeles.
Antes que todos estos equipos, existieron otros como los “Excelsiors” de Brooklyn, equipo formado por jugadores aficionados fundado en 1854, los Eckfords de Brooklyn (1855 a 1872), llamados así por su fundador Henry Eckford, se dice que en este equipo participó el primer pelotero en recibir un sueldo por jugar, fue en 1860 su nombre Al Reach, segunda base. También existieron los Brooklyns “Stars” con los que participó en famoso pitcher Candy Cummings, de quien se comenta con insistencia, inventó el lanzamiento en curva, que por cierto no era bien visto ese lanzamiento, por considerarse deshonesto utilizarlo, era como hacer trampa o de pocos amigos, también contra un equipo de Brooklyn, un jugador de Filadelfia llamado Ned Cuthbert fue el primer jugador en ocurrírsele salir al robo de segunda, la que era otra jugada de pocos amigos. Se menciona que Dickey Pearce, otro jugador de Brooklyn, inventó el toque de bola, jugada para variar deshonesta. Y es que en esos tiempos, ganar o perder era irrelevante en el béisbol, su finalidad era sólo convivir y divertirse con los amigos, al menos eso se dice. No podemos dejar de mencionar que fueron los “Atlantics” de Brooklyn que el 14 de junio de 1870 cortaron la famosa racha de juegos ganados en forma consecutiva (92) de los Cincinnati Red Stockings primer equipo profesional en la historia del béisbol, al ganarles en 11 innings 8 a 7. Algo que sorprende es que Brooklyn no tuvo equipo en Grandes Ligas, sino hasta 1884, y más sorprendente aún es que no fue en la Liga Nacional que había sido fundada en 1876, sino en la American Association que tenía 3 años de fundada. Lo mejor que lograron conseguir fue un noveno lugar de doce equipos participantes. Fue Bill Terry el primer lanzador en lograr los primeros juegos sin hit ni carrera eso fue en 1886 y 1888. En 1889 Brooklyn gana el campeonato de la American Association, lo que les da derecho a enfrentarse a los Gigantes de New York en serie de 13 juegos, la cual perdieron. Naciendo una hermosa rivalidad entre ellos. Ya le llamaban Serie Mundial. Lo de “Dodgers” se debió a que el tranvía pasaba muy cerca de la puerta del Washington Park a velocidades endemoniadas para la época y los aficionados tenían que ingeniárselas para esquivarlos a la entrada y salida de los juegos y no ser arrollados por éstos.
Con el banderín de 1889 en mano, el equipo abandonó la American Association y emigraron a la más prestigiada Liga Nacional. En 1890, Tom Lovett tuvo marca de 30-11 y mantiene el record de más ganados en una temporada en la franquicia, además Oyster Burns fue líder en su nueva liga con 128 carreras impulsadas en sólo 119 juegos. La Liga Nacional tuvo competencia con la American Association y la Liga de Jugadores o de la Hermandad la cual nació y murió en 1890, muchos de sus jugadores emigraron a la Liga Nacional de donde habían salido. La Serie Mundial de ese año entre los “Bridegrooms” de Brooklyn de la Liga Nacional y Louisville “Colonels” por la American Association fue cancelada después de siete juegos por falta de interés del público, ya que al séptimo juego sólo asistieron 300 aficionados, quedando empatados con 3 ganados 3 perdidos y un empate para cada uno. George Chauncey que había sido dueño del equipo de Brooklyn en la Liga de Jugadores, fue invitado a invertir en el equipo de los Brooklyn Grooms. Rápido despidió al manager y lo sustituyó con John “Monte” Ward que había sido el manejador de su equipo en la otra liga. También se llevó al equipo a otro estadio muy distante de la ciudad. Las dos muy malas decisiones. Entonces comenzó a figurar en la oficina del club una persona muy ingeniosa, eficiente y de infatigable energía, su nombre Charley Ebbets que con el tiempo se convirtió en mandamás de la organización, El equipo regresó a su anterior ubicación en Brooklyn pero a un nuevo Washington Park. Ganaron los títulos de 1899 y 1900 probablemente porque consiguieron a los jugadores estrellas de los Orioles de Baltimore. Con el tiempo el estadio de los Dodgers fue conocido como Ebbets Field hasta que lo derribaron y construyeron allí un edificio de apartamentos en donde un aficionado de los Dodgers compró uno justo donde había estado la segunda base, por puro gusto y nostalgia. Después tuvieron temporadas de gatos negros hasta 1916 en que lograron el título de la Liga Nacional, con el nombre de Brooklyn Robins, perdiendo la Serie Mundial contra los Medias Rojas de Boston de la Liga Americana que nació en 1901. De nuevo como “Robins” ganaron el campeonato en 1920, cayendo en la Serie Mundial ahora contra los Indios de Cleveland. Después quedaron campeones en 1941, 1947, 1949, 1952, 1953 y en todos estos años perdieron la Serie Mundial. Llegó 1955 logrando otro campeonato y como no hay mal que dure 100 años, a menos que sean los Cachorros de Chicago, por fin ganaron su primera Serie Mundial, esto contra los Yankees también de New York, sólo para volverla a perder en 1956 y hasta un juego perfecto les lanzaron. 1957 fue su último año en Brooklyn, obteniendo un tercer lugar entre ocho equipos. Después junto con los Gigantes se mudaron a California. Cayeron con el pie derecho ya que en 1959 ganaron la Serie Mundial a los Medias Blancas de Chicago. Ganaron de nuevo la serie en 1963 y 1965 a los Yankees y a los Mellizos de Minnesota, respectivamente. Volvieron a ser derrotados en las de 1966, 1974, 1977 y 1978. La ganaron en 1981 a los Yankees siendo Fernando Valenzuela uno de los héroes. Ganaron en 1988 a los Atléticos de Oakland, y desde entonces lo más que han hecho es llegar a series de play off pero no han vuelto a llegar a una Serie Mundial. ¿Lo harán en la época de Adrián González y Julio Urías? Esperemos un año más. Han tenido a uno de los mejores cronistas en inglés en la persona de Vin Scully y en español con el ecuatoriano Jaime Jarrín, también para mi gusto a uno de los peores que he escuchado en español, pero eso es harina de otro costal. Como ve los Dodgers desde su nacimiento han tenido de todo en todo. Sin duda una gran organización. Ah!!! Y para mí gusto, con uno de los estadios más bonitos para jugar béisbol, en las lomas de Chávez Ravine en Elysian Park.
info@beisboldelosbarrios.com